Search
  • Por Andrew Carvajal

Consejos para Elegir el Asesor de Inmigración Adecuado


Como cualquier profesional, un buen abogado o consultor de inmigración, debe ser elegido con mucho cuidado. Independientemente de si se trata de preparar una solicitud de inmigración para venir a Canadá, o para mantener su estatus en el país, es fundamental tener en cuenta que la forma en como este profesional maneje su caso tendrá un impacto significativo en su futuro y en el de su familia.

Un 30% de nuestros clientes son personas que se acercan a nosotros después de haber recibido una negación (o algo con peores consecuencias) después de haber intentando manejar sus casos de inmigración por sí mismos.

En cierto modo es difícil culparlos, pues ellos al igual que muchas personas están bajo la falsa impresión de que el preparar una solicitud de inmigración es una lista de documentos estándar y llenar planillas. Estas personas piensan que si ciertos documentos no están en la lista preparada por el gobierno, es porque no han de ser necesarios. También asumen que distinguir que documentos ayudan o perjudican a una solicitud migratoria es sencillo. Concluyen que las cartas de invitación, las confirmaciones de experiencia laboral, o los reportes de profesionales (contadores, médicos, psicólogos, etc.), son el producto de simplemente pedirlos al autor, sin tener que revisar que contengan los elementos claves que buscan los oficiales de inmigración. Por último, muchos desconocen que una solicitud debe sin excepción llevar una carta explicativa con el resumen de los hechos, la ley relevante de inmigración y como el solicitante cumple con los requisitos legales de la misma.

La parte más impactante es que muchos asesores de inmigración también desconocen de estas reglas básicas con respecto a cómo preparar una solicitud exitosa. En otros casos, algunos asesores se enfocan en manejar casos por volúmenes, sacrificando la calidad por la cantidad.

En nuestra oficina también manejamos un gran número de casos de clientes que se apoyaron de la persona equivocada para comenzar su proceso migratorio. En mi práctica de litigio civil trabajo por lo menos una vez al año en demandas de clientes contra previos asesores de inmigración que los estafaron o prestaron un servicio negligente.

Pero a pesar del tono de caución con el que comencé este artículo, quiero que la moraleja sea informativa y dar una serie de consejos para aquellos que estén en el ejercicio de elegir a quien acercarse para preparar su proceso. Antes de comenzar, vale anotar un factor que NO debe ser el punto de partida cuando se trata de buscar el profesional adecuado: el que sea “el menos costoso”. En cambio sugiero tener en cuenta los siguientes factores.

1. El que el representante esté certificado y autorizado para representar de manera paga a clientes en cuestiones migratorias canadienses

Esto se aplica sin importar el lugar de residencia del cliente o del asesor migratorio. Solamente los abogados canadienses y consultores de inmigración regulados por el ICCRC pueden representar a clientes en todo tipo de solicitudes de inmigración y ciudadanía (incluyendo litigio ante el Tribunal de Refugio e Inmigración). Solamente los abogados canadienses pueden representar a clientes en un caso de inmigración ante la corte federal.

Los paralegales canadienses no pueden representar a clientes en casos de inmigración a menos que sean ante el Tribunal de Refugio e Inmigración (una práctica muy restringida). El resto, tal como abogados extranjeros, asesores educativos, agentes de viaje y el primo sabelotodo, no están autorizados para ser representantes legales pagos en casos de inmigración. Contratarlos puede traer consecuencias muy serias para ambos el representante y el cliente.

2. La experiencia y preparación profesional/académica del representante

Aunque en nuestra oficina manejamos todo tipo de casos de inmigración porque tenemos un equipo de abogados y consultores de inmigración, ninguno de nosotros es “todero”. Cada uno se especializa en solicitudes y temas específicos en los que somos expertos y manejamos en el día a día.

Al entrevistar a un asesor de inmigración pegúntele qué porcentaje de su propia práctica incluye solicitudes del mismo tipo de la suya. Si es una solicitud compleja o una apelación pregunte si alguna vez ha hecho una solicitud de ese tipo. Lea también su biografía profesional detalladamente o perfil de LinkedIn, al igual que su educación y contribuciones a los medios.

Los años de experiencia también son importantes aunque no se dejen confundir por personas que dicen que tienen muchos años de experiencia en la industria porque antes de sacar su licencia trabajaban como traductores, agentes de educación, agentes de viaje o cualquier otro trabajo indirectamente relacionado con inmigración. Vale anotar que con lo rápido que cambia la ley y los programas de inmigración, no es solo importante que la persona tenga años de experiencia sino que esté al tanto de las noticias y esté constantemente estudiando los cambios a la ley de inmigración.

En términos de preparación académica evalúe la duración de los estudios del represéntate para obtener su licencia profesional. Por ejemplo, una licenciatura de abogado puede durar 3-4 años, mientras que un certificado de consultor de inmigración puede durar de 4 meses a un año.

3. El dominio del inglés (o francés)

Bien sea por escrito o de forma oral, su representante va a tener que comunicar su caso de una manera persuasiva ante las autoridades de inmigración. Además, su representante va a ayudar en la preparación de cartas, confirmaciones de trabajo, ofertas de empleo, testimonios escritos y otras declaraciones necesarias para evidenciar su solicitud. Estos documentos van a ser evaluados por oficiales de inmigración en uno de los dos idiomas oficiales de Canadá: inglés o francés.

Muchos asesores de inmigración tienen mucha dificultad expresándose apropiadamente en estos idiomas y esto afecta significativamente el resultado de sus solicitudes y la efectividad de sus argumentos.

Escríbale o háblele a su representante en inglés o francés (dependiendo del idioma que esté manejando). Mire su página de internet o perfiles en línea, lea los artículos que escribe en estos dos idiomas y evalúe el dominio del inglés/francés. Pida copias de las solicitudes enviadas y la carta explicativa de su representante para ver el producto de su trabajo.

Si su representante no se puede comunicar de manera profesional y efectiva en inglés o francés con usted, no lo podrá hacer con los funcionarios de inmigración. En mi opinión personal poder hablar el idioma no es suficiente, un buen representante legal debe dominar en su totalidad el inglés (o francés).

4. Honestidad y profesionalismo

Un asesor de inmigración no debe sonar como un vendedor de autos usados. Siempre he notado que no hay nada que mis clientes aprecien más que cuando les digo lo que es posible y lo que no veo factible en sus casos.

Un asesor honesto es el que acepta lo que sabe y lo que no sabe, al igual que el que reconoce ante su cliente cuando debe informarse más a fondo sobre algún tema o consultar a un experto.

Cuando un cliente me pregunta si le puedo garantizar el éxito de su caso de inmigración le respondo que le puedo aconsejar si tiene un buen caso o un caso difícil. También le digo que voy a empeñarme en hacer de su solicitud la mejor solicitud posible basada en los hechos de su caso. Lo que no puedo hacer es garantizar una aceptación, ya que al final del día la decisión final esta a discreción de un funcionario del gobierno. El que les garantice sin reservas el éxito de su solicitud les está mintiendo.

5. Reputación en el campo y ante otros miembros de la profesión

Si al investigar a su futuro representante ven que ha sido galardonado por sus propios colegas o es frecuentemente invitado a dar conferencias o enseñar a otros en su profesión, es una buena señal.

Igualmente, si los medios, periódicos y noticieros acuden con frecuencia a esta persona para opinar sobre inmigración, significa que es una persona reconocida en su campo.

6. Trato individualizado a su caso.

Una persona que le aconseje cuál es el mejor camino migratorio a seguir o qué tan exitosa puede ser su solicitud después de haber conversado con usted por 5 minutos o leído dos párrafos de su vida en un email, no le está brindando un buen servicio.

Canadá tiene más de 80 programas de inmigración por lo cual explorarlos todos, además de conocer los detalles sutiles de su caso, toma tiempo.

De la misma manera que los documentos o la carta explicativa que van a acompañar su solicitud deben ser adaptados a su caso específico, el consejo que reciba no debe ser algo general sino individualizado. Un médico general podrá ver múltiples pacientes en una hora, un buen asesor de inmigración no.

Andrew Carvajal es un abogado de Toronto y socio de Desloges Law Group con especialidad en derecho migratorio, derecho administrativo y litigio en la corte de instancia menor.

Twitter: @CarvajalLaw

Email: acarvajal@desloges.ca

#Inmigracion #Abogado

85 views

© 2020 by Andrew Carvajal